Ferrol es una ciudad situada al noroeste de España, a 52 km de la capital de su provincia, A Coruña. Pertenece a la comunidad autónoma de Galicia, en la que, tanto el español como el gallego, son lenguas oficiales cuenta con una cultura, gastronomía, geografía y clima propios y únicos. El municipio ofrece muchos contrastes: trazados medievales con calles estrechas y casas con galerías de cristal, imponentes construcciones militares y navales, playas abiertas al océano y fortificados castillos que dominan la ría. La ciudad se desarrolla paralela al mar, a lo largo del lado norte de la ría en la que desemboca el río Xuvia, situada en la parte septentrional de una amplia ensenada, frente al océano Atlántico, protegida de los vientos y los temporales y tiene un clima oceánico con temperaturas suaves todo el año y precipitaciones frecuentes.

Es una ciudad tradicionalmente orientada hacia las actividades marítimas, mediante su puerto pesquero y comercial, sus astilleros civiles y militares, sus instalaciones de la Armada y sus playas turísticas. Ferrol ciudad tiene 70.000 habitantes siendo la 5º más grande de Galicia y el área metropolitana 200.000 hab. El nombre de la ciudad se cree que proviene de un santo bretón llamado San Ferreol que habría llegado en barco a estas tierras con un coro de siete sirenas o de la asociación de dos vocablos medievales que pueden significar “puerto cercano” o “embarcadero sobre pilastras”. Ferrol ha sido un gran centro de construcción naval la mayor parte de su historia y la capital del departamento marítimo del norte de la Armada española.